03
Nov
09

Última llamada

Mucha gente da la bienvenida al turismo, pensado como una industria que atrae, ineludiblemente, a una fuerza de cambio y empleo.  Los ingresos y el desarrollo que el turismo proporciona a las ciudades son muy elevados, aunque  ya se sabe que, este año, la llegada de turistas extranjeros a España bajó un 9,8%[1]. Para otros, el turismo lleva consigo un acelerado proceso de destrucción del estilo de vida tradicional y unas relaciones de explotación neocolonialista cargadas de un fuerte componente especulador[2].   

En esta época en la que los bolsillos de los españoles parecen no correr la misma suerte que la de nuestros socios europeos[3], no nos queda más remedio que seguir haciendo lo que más nos gusta, viajar. Y como esto va de viajes, y de viajeros, debemos conocer, desde un principio, los distintos perfiles que puede presentar un viajero. Para ello vamos a seguir la tipología que Erik Cohen elaboró en su libro “Who is a tourist?”, ya en la década de los 70. Se trata de las siguientes cuatro categorías.   

El primer grupo estaría bajo la denominación Turismo masivo organizado”, en donde se encuentran aquellos turistas que viajan absolutamente dependientes y respetando todo lo organizado y propuesto por la agencia de viajes. Además, se ofrecen paquetes “all inclusive” que resultan muy atractivos.  

  

Otra categoría es la de “Turismo individual masivo”esta engloba al turista que aprovecha las mismas instalaciones, vuelos, sistemas de reserva… que el turismo masivo organizado, sólo que sin depender de paquetes. Es decir, que una vez en el destino, el turista es más libre y se encarga de explorarlo por su cuenta.  

  

Le sigue el “Explorador“, es aquél que sale de los destinos tradicionales para buscar nuevos caminos y experiencias. Además, está dispuesto a sacrificar las comodidades estándar en pos de una mayor aventura y vivencia.  

  

Por último, el “Nómada” que también es conocido como “drifter” según la denominación de Cohen. Este turista busca la novedad a toda costa, sin medir ni importarle los posibles riesgos que pueda correr. No les gusta que se les reconozca como “turistas”, escapan de las aglomeraciones y buscan el contacto directo con los nativos. El viaje de un nómada va más allá de la infraestructura organizada por y para el turismo.   

 
 


  

[1]http://www.elpais.com/articulo/economia/llegada/turistas/Espana/cae/niveles/2004/elpepueco/20091021elpepueco_7/Tes  

[2]http://www.antropologiasocial.org/contenidos/tutoriales/anttur/textos/ATexto2.htm Del libro: Antropología y turismo ¿Nuevas hordas, viejas culturas?. Agustín Santana. Editorial Ariel. Barcelona. 1997. Páginas: 27-29  

[3] http://www.latinforme.com/2009/09/16/10030/   

http://www.priceminister.es/offer/buy/22212471/Contemporary-Tourism-First-Edition-Diversity-And-Change-Tourism-Social-Science-Series-Libro.html En esta web podrás comprar el libro en el que Cohen habla sobre el turismo.  

http://sociology.huji.ac.il/cohen.html Información sobre el sociólogo Erik Cohen. Universidad de Jerusalén.  

http://revistas.ucm.es/cps/11308001/articulos/POSO0505130011A.PDF En este enlace podrás encontar el resumen traducido a español de “Las principales tendencias en el turismo contemporáneo” cuyo autor es Erik Cohen.  

  

  

  

  

  

  

  

  

  

 


0 Responses to “Última llamada”



  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: